Relacionamos la gran ciudad y el territorio

Migración global hacia las ciudades

Al 2007, la población urbana superó la población rural por primera vez a la historia, y sabemos que de acuerdo con las previsiones de las Naciones Unidas, el 70-80% de la población mundial vivirá en áreas urbanas al 2050.
Este brusco crecimiento de las ciudades es la tendencia más importante del siglo XXI, y coloca en las ciudades como actores clave en el ámbito político, económico y social, y sobre todo, hace que sea básico su compromiso con la gobernanza mundial en asuntos como en cambio climático, la gestión de menores con riesgo de exclusión social o pobreza, inmigrantes o refugiados.
En Europa llevamos ventaja en esta tendencia, y nos parece menos extraño, pero aun así, tenemos muchos grandes temas para abordar, y nosotros queremos hacer una propuesta, posar el punto de mira en su origen de la sociedad: El municipalismo.

Características de los municipios

El municipio es un nivel administrativo natural que existe en todo el mundo. De hecho ha existido siempre por velado por las necesidades de los más débiles de la comunidad. No tenemos que inventar nada.
Cuando hablamos de municipios, hablamos de administraciones que están cerca de los ciudadanos.
Y qué pasó? Cuando cambió esto?
Pues a medida que los políticos iban cogiendo más poder, se iban especializando y burocratizando, y se claro, en el jefe de poco tiempo se hubieron las trazar líneas para evitar conflictos, las fronteras. Reinos, regiones, naciones, estados, provincias, comarcas…
La realidad es que el territorio y la ciudad siguen estando intercomunicados, y que Barcelona es mucho más que sus 1 millón 620 mil habitantes, qué desastre si solo ellos tuvieran que dibujar el futuro de Barcelona.
Hay dos maneras de interconectar los diferentes municipios, convirtiendo los municipios rurales en beneficiados de subvenciones y aportaciones públicas de los impuestos que se *hauràn recaudado *majoritariament en las grandes ciudades, o vincular la economía rural con la de la gran ciudad.

En un momento en el que la gobalización nos desestabiliza la economía con consecuencias imprevisibles, es importante comenzar una reflexión profunda sobre cómo podemos ligar los productos que se pueden obtener en nuestro territorio con la demanda de la gran ciudad, garantizando así el mantenimiento de las estructuras rurales, y muy importante: del paisaje que hoy tenemos.

Una sociedad sin fronteras

Donde son las fronteras?
Si levantas fronteras, te aíslas, y en este momento de la historia, el que necesitamos es ser esponjas y aprender de todas partes para afrontar todos los cambios que nos vienen.
El futuro son redes de personas interconexionadas que colaboran entre ellas para generar valor, al *empar de las tecnologías.
Queremos ciudades sin fronteras físicas. No entendemos de fronteras, entendemos de personas.

La responsabilidad del territorio es compartida, todos estamos necesarios para dibujar un 2050 que no nos asuste.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies